domingo, 3 de junio de 2012

Características Técnicas GP Canadá



Cómo adaptar el coche


Lo primero que hay que tener en cuenta ante este circuito es que es de carga aerodinámica más bien baja. Se trata de conseguir un coche veloz para las rápidas rectas, y eso se consigue regulando los alerones para hacer el coche más ágil. Sin embargo, la existencia de curvas lentas hace necesaria una buena tracción para salir de ellas y encarar con decisión las zonas rápidas del trazado.


La configuración que suelen hacer los equipos en este circuito en torno a la suspensión suele ser de rígida en la parte delantera y más leve en la trasera. Es necesario para negociar bien las curvas lentas y para salir rápido de ellas al acelerar. Otro aspecto importante a tener en cuenta es la dirección, ya que hay varias chicanes y los pilotos tienen que girar sin demasiada dificultad en ellas.


Los frenos sufren mucho en el Gilles Villeneuve, ya que se llega a gran velocidad a final de las zonas rápidas y hay que reducir mucho para las curvas. Aunque se utiliza bruscamente los frenos, la refrigeración del coche no es algo que haya que tener muy en cuenta, ya que la existencia de amplias rectas permite que pueda recuperarse fácilmente.


Motor y caja de cambios han de estar perfectamente, ya que hace falta potencia y una buena relación de velocidad-marcha a o largo del circuito. Es un circuito exigente para el motor, y con un alto porcentaje de la vuelta acelerando a fondo.


Por su parte, los neumáticos no sufren excesivamente, debido a un asfalto no demasiado abrasivo. De ahí que los compuestos que mejor funcionen sean los más blandos. Sin embargo los continuos acelerones y frenadas sí pueden dañar los neumáticos.

Fuente:arpem.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias